jueves, 12 de abril de 2012

Odonatos en tandem.

En su territorio el macho espera a las hembras que llegan a desovar, para atraparlas y copular con ellas. Este modo de cópula de odonatos es único en todo el reino animal. Es único ya que en el macho no existen organos sexuales primarios y por consiguiente los testículos no tienen conexión directa con el órgano copulador. Por este motivo dobla por unos instantes su abdomen hacia abajo y adelante transfiriendo los espermatozoides desde el extremo del abdomen a una vesícula seminal secundaria, situada bajo el segundo segmento abdominal, y que se encuentra en conexión con los organos sexuales de origen secundario. Cuando el macho localiza una hembra, la captura con sus patas, generalmente sin cortejo previo, y luego la sujeta con sus apéndices abdominales por el cuello o protórax. Una vez sujetada por el macho, la hembra levanta la punta del abdomen para adelante para hacer contacto con los genitales secundarios del macho para ser inseminada. La pareja puede permanecer en cópula desde varios minutos hasta dos horas. En algunas especies los machos poseen la habilidad para extraer el semen de los rivales usando la propia genitalia, una doble función de este organo reproductor masculino, también pueden estimular a la hembra para que expulse el semen. En ocasiones el macho permanece unido a ella por medio de sus apéndices abdominales o vuela cerca de la hembra mientras ella pone los huevos. Esto impide que la hembra copule con otros machos. En caso de cópula con una hembra inmadura esta posee la cualidad de albergar el semen en la espermateca, hasta que los ovulos estén maduros, lo cual provoca un amplio ratio de colonización de nuevas zonas.

3 comentarios:

Jose dijo...

He visto un documental en el que se comentaba lo de la eliminación del esperma de otros machos.
He visto estas imágenes muchas veces a pie de río y es que los caballitos de diablo son muy vistosos gracias a esos colores tan llamativos.
Unas fotos increíbles.
Saludos

Leo Kutú dijo...

Hno. de los anzuelos, Gaizka:
En mi Pueblo los veo así cada tanto.
Buena fotografia, muy testimonial.
Una abrazo grande y,...
Un afectuoso sapukay.-

Anónimo dijo...

very good!