domingo, 5 de julio de 2009

Didymosphenia Geminata (Moco de roca) se extiende rapidamente.

T
al y como se preveía en corto espacio de tiempo, este alga invasora se ha extendido a ocho ríos de Leon, (Omaña, Porma, Torío, Curueño, Yuso, Orza, Esla y Bernesga) y de encontrar las condiciones ambientales idoneas pronto lo hará a muchos otros.


El Servicio de Medio Ambiente de la delegación leonesa de la Junta de Castilla y León estudia vedar los tramos de ríos afectados, aunque hasta la fecha, esta medida solo ha sido adoptada en un tramo en el río Porma, donde el pasado 8 de mayo fue detectada por un agente medioambiental que contactó con la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), las muestras fueron recogidas en el tramo ahora vedado comprendido entre el azud de la minicentral de Los Molinos, situada aguas abajo de la localidad de Cerecedo hasta el puente del camping de Boñar. El 11 de mayo el análisis confirmó la presencia de Didymosphenia geminata en el río Porma.
Image Hosted by ImageShack.us

No se considera al moco de roca como especie exótica, ya que ya existía en la Península Ibérica con anterioridad a estos focos, pero sí invasora. La primera vez que se detectó fue en el río Ara, en Huesca, en 2005, y en los años 2007 y 2008, en el río Revinuesa, en Soria, donde cubrió una extensión superior a los 8 km. La principal característica de estas poblaciones son es su especial agresividad en los entornos que ocupan. Esta variante tan nociva para los ecosistemas locales tiene su origen a mediados de la década de 1980 comenzaron a aparecer crecimientos masivos de esta alga en el noroeste de Norteamérica. Actualmente se han detectado ríos afectados en más de veinte estados en EE.UU. y el Sur de Canadá. El país más afectado es, no obstante, Nueva Zelanda, donde esta diatomea fue introducida en los años 90, habiendo proliferado en la mayor parte de los cauces fluviales de la Isla Sur.Recientemente se han descubierto infestaciones de D. geminata en Europa (Islandia, Noruega, Sur de Polonia, Norte de Italia y Norte de España)


QUE ES?

Didymosphenia Geminata, es una diatomea, un tipo de alga microscópica unicelular que habita en ambientes acuáticos. Las diatomeas morfológicamente son organismos sencillos, que presentan gran diversidad de 10000 a 12000 especies descritas. Son los fotosintetizadores acuáticos más importantes dominando en el fitoplacton de las aguas frias ricas en nutrientes. ( Alimento del Krill en aguas antárticas).
Uno de los rasgos distintivos es su pared celular denominada "frustulo" compuesta de silice generando una evidencia fosil. Esta formado por dos mitades que encajan una en la otra. Epiteca parte externa y hipoteca parte interna.
Las diatomeas son excelentes indicadores de algunas características físico-químicas de los sistemas acuáticos como la mezcla o estratificación, la temperatura, el pH o la salinidad. También son indicadores de eutrofización, a través del estudio de las diátomeas y de los macroinvertebrados revisamos la degradación de los recursos acuáticos fuente de preocupación del hombre en las últimas décadas. Su estudio permiten calcular criterios físicos, químicos y biológicos que permitan estimar el efecto y magnitud de las intervenciones humanas.
Las diatomeas son un buen ejemplo de organismos que alternan la multiplicación asexual (mitosis) y la reproducción sexual (meiosis). Cuando se divide por mitosis la mitad del frustulo pasa a la celula hija, la parte heredada funciona como epiteca, siendo la celula la que genera la hipoteca. El resultado es que cada generación va siendo cada vez más pequeña hasta que llega un punto en el que ya no es posible la división celular y la diatomea pasa a efectuar la reproducción sexual que restaura el tamaño de sus celulas.
Didymosphenia geminata por Saul Blanco Area de Ecología, Universidad de León.
Los principales efectos perjudiciales asociados a esta alga se deben a su capacidad de sintetizar grandes cantidades de polisacáridos extracelulares que conforman gran parte de la masa de las colonias que se forman en los cauces fluviales. En los ríos afectados aparecen densas capas mucilaginosas de unos 3 cm de espesor y hasta 20 km de longitud y que cubren prácticamente todo el lecho. Estas colonias resultan menos digestivos para los macroinvertebrados bentónicos, que ven disminuida su diversidad, quedando en muchos casos reducidas sus comunidades a poblaciones de quironómidos y otros grupos típicos de aguas de mala calidad ambiental. La disminución en calidad y cantidad de recursos tróficos termina repercutiendo en la ictiofauna fluvial, que ve drásticamente reducida sus poblaciones en las cuencas afectadas. Los peces también ven restringidos sus frezaderos naturales por la alteración de las características del lecho, y en muchas zonas se observan intensas fluctuaciones diurnas en la concentración de oxígeno disuelto asociadas al crecimiento de esta alga, con graves repercusiones para la fauna acuática. Así, buena parte del retroceso de la industria piscícola en EE.UU. e Islandia se debe a la proliferación de D. geminata en sus aguas. Otro efecto pernicioso frecuentemente reportado es el producido en acequias, canalizaciones y otras construcciones artificiales en estructuras hidroeléctricas, estaciones de aforo y tomas de agua que se colmatan rápidamente debido al crecimiento masivo de las colonias de D. geminata en sus superficies sumergidas.
Image Hosted by ImageShack.us

En cuanto a efectos directos sobre el hombre, únicamente se han referido irritaciones y conjuntivitis en bañistas, además de los considerables impactos estéticos que suponen las matas superficiales desecadas e D. geminata, que asemejan residuos sólidos o vertidos de la industria papelera.
Las causas que han conducido a la alteración en el comportamiento ecológico de esta especie son poco conocidas. Se ha sugerido que altos niveles de radiación ultravioleta pueden estimular su crecimiento.
Algunos autores, apuntan la hipótesis de la existencia de una variante genética de esta especie con una amplitud ecológica mayor, causante de estos crecimientos masivos detectados en diversas regiones del mundo. No obstante, se conocen proliferaciones masivas de esta diatomea desde el siglo XIX en ríos británicos, donde se consideran fenómenos naturales. En cualquier caso, tales infestaciones parecen ser en la actualidad más frecuentes en ríos regulados, si bien no se han conseguido relacionar claramente con otros factores abióticos.
Entre los medios de dispersión propuestos para las diatomeas cabe citar: la anemocoria de las formas de resistencia, la zoocoria o propagación debida a aves, insectos y peces migradores o introducidos, y la introducción involuntaria (vertido de aguas de acuarios, embarcaciones, aparejos de pesca, etc.). En el caso de D. geminata, la dispersión de esta especie fuera de su área de distribución original se debe con toda probabilidad a vectores humanos. Las actuales estrategias de gestión contemplan generalmente medidas restrictivas respecto al uso recreativo del agua en las zonas infestadas.
Estas diatomeas pueden resistir varios días fuera del agua, adheridas a botas, redes, etc., lo que favorece su capacidad de dispersión. Por ejemplo, las autoridades neocelandesas imponen severas sanciones contra la propagación voluntaria de este alga, medida que habían conseguido confinar su distribución a las cuencas de la isla Sur.
Así todo, parece probable que este organismo llegue a colonizar en breve una gran variedad de ambientes acuáticos en todo el mundo, incluyendo gran parte de los ecosistemas lóticos europeos.
Image Hosted by ImageShack.us

Los países donde se están comenzando a detectar infestaciones de D. geminata, como España, deberían establecer sistemas de alerta temprana en las cuencas más susceptibles, así como políticas de control más rigurosas en las zonas ya afectadas (restricción en los usos del agua, prohibición de la pesca y del acceso al cauce afectado, sistemas de descontaminación obligatorios, programas de educación ambiental, etc.). Aunque en la actualidad se investiga activamente sobre la ecología, los mecanismos de dispersión y el impacto potencial de este organismo en los limnosistemas de todo el mundo, no se conocen métodos de erradicación totalmente seguros y efectivos, por lo que las medidas preventivas siguen siendo las más apropiadas a la hora de controlar la propagación de esta especie.

12 comentarios:

Leo Kutú dijo...

Hno. de los anzuelos, Gaizka:
Las algas parece ser "el ejército invasor de este milenio".
La esperanza es, que sea debidamente controlado.
Muy buen informe el tuyo.
Un gran abrazo y,...
Un afectuoso sapukay.-

joaquin dijo...

Muy detallado informe Gaizka, gracias

Anónimo dijo...

Gaizka, según leo pones al Ara como río regulado cuando, si algo no ha cambiado, es uno de los pocos ríos que quedan en nuestro país sin presas o embalses en su recorrido.

Dices también que en el Revinuesa se detectó este alga. ¿Qué ocurrió? Yo frecuento este río y no he visto nada de ella.
Saludos.
Guillermo.

Jose dijo...

Esperemos que de alguna manera puedan controlar esto. O sino que la naturaleza sea capaz de regfular su expansión.
Esto puede ser una auténtica catástrofe.
Saludos.

Andres Orts dijo...

Hola soy andres por favor ponte en contacto conmigo, represento a pesca2.es una nueva revista digital de blogs y pesca y me gustaria hacer referencia a un post tuyo, siempre y cuando me des permiso, hay colgada una version beta online solo para invitados, mirala y dime por favor si te parece bien, o de lo contrario debere eliminar cualquier referencia puesto que no puedo hacerlo sin tu permiso

Andres Orts dijo...

mi mail es redaccion @pesca2.es, mandame tu mail identificandote como cauces limpios y te envio la direccion beta para que lo veas
y a parte de todo esto tambien soy blogger, puedes ver mi blog, que no tiene que ver con el proyecto en www.andresylapesca.blogspot.com

Gaizka dijo...

Hola a todos y gracias por vuestros comentarios.

Guillermo.
Respecto al río Ara cometí un grandísimo error al redactar. Es un río en el que he pescado en dos ocasiones y es totalmente cierto es uno de los pocos simbolos de pureza y libertad que tienen los pirineos, sus cerca de 70 km estan intactos, marcando un precioso corredor ecológico que merece la pena visitar. El embalse Janovas a pesar de el grave impacto que genero a los lugareños no se llegó a edificar por suerte. Gracias por comentarlo.

Sobre Revinuesa, lo poco que sé es que aparecio en la localidad de Vinuesa y era visible en el Regajo en toda su travesia, se extendió en verano y posteriormente fue desapareciendo por no encontrar unas condiciones idóneas de habitat. Aunque no fue divulgado también estuvo en aguas palentinas como el Carrion, el Pisuerga y el Rivera.

Siento no poder aportar más datos, por desconocimiento. Aunque trataré de investigarlo.
Un Saludo.

Gaizka dijo...

Mirando por la web acabo de leer una noticia que alude de nuevo a los ríos palentinos en diversos tramos de los ríos Pisuerga, Rivera y Carrión a su paso por la provincia de Palencia así como en el arroyo Arauz en Resoba.

Carmelo si lees esto:
Lo que sospechaba cuando subimos al alto carrion hace unas semanas y te pregunté... mira por donde.

Creo que es hora de que aportemos cierto sentido común y poco nos cuesta desinfectar nuestros equipos despues de una jornada de pesca. Os animo a ello, por el bien de todos.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Gracias por la aclaración Gaizka.

Y yo, como tu, creo que cuesta muy poco desinfectar nuestros equipos y se consigue mucho, sobre todo cuando está resultando muy obvio que el alga se está difundiendo a nuestros pasos.

Porma, Esla, Carrión.... ¿cuánto tardaremos en leer que ha llegado a otras regiones de nuestro país desde las que también se han desplazado mosqueros ávidos de pescar los ríos castellano-leoneses en septiembre/octubre?

Saludos.
Guillermo.

Gaizka dijo...

Guillermo.
Me imagino que poco hace unos dias hice unas fotos del moco de roca en el pisuerga a la altura de Cervera que pronto expondré.
Un afectuoso saludo.

Anónimo dijo...

Muchas gracias por escribir esto, se unbelieveably informativo y me dijo que una tonelada

Anónimo dijo...

Gracias por publicar esto, fue muy útil y le dijo a una gran cantidad