domingo, 16 de diciembre de 2007

Pescando cunetas en Chile.

Una versión sobre el nombre del país, señala que éste proviene de la palabra “Chilli“, que en el lenguaje de los indios altiplánicos (aymará) significa: “Donde termina el mundo”. Esa palabra se fue transformando con los años, para llegar a “Chile”, como hoy se le conoce.
Image Hosted by ImageShack.us


Chile continental tiene una superficie de 756.096 km2, y a pesar de que es uno de los países más pequeños de Sudamérica, su tamaño es aproximadamente el doble del de Alemania. Su gran extensión de norte a sur de 4300 kms. (la distancia que existe entre Madrid y Moscú) contrasta con su ancho, que en promedio es de 177 Km.
Chile se sitúa entre la Cordillera de los Andes y el Océano Pacífico. Su sector austral presenta una profusión de islas, fiordos y archipiélagos costeros. De todo el país, poco más de 100.000 km2, corresponden a islas, y menos de un tercio es actualmente aprovechable para la vida humana, porque dos tercios está formado por desiertos, montañas y campos de hielo.
Image Hosted by ImageShack.us

Respecto al clima de Chile varía desde desértico en el norte, muy seco con temperaturas extremas entre el día y la noche, hasta polar en el extremo sur y la Antártica. El centro del país tiene un clima templado mediterráneo, con períodos de lluvia invernales y verano seco. En el sur predomina el clima templado-frío, con abundantes precipitaciones en toda época del año y temperaturas que se reducen hacia el sur. Adicionalmente, en gran parte del territorio se presenta el clima de montaña en las cumbres de la Cordillera de los Andes
Image Hosted by ImageShack.us



Las cunetas.

En la Patagonia Chilena se tiende a desmerecer un poco los ríos pequeños, y es que son tantos los kilómetros de río que alberga que los arroyos o cunetas, son mirados con otros ojos..
Generalmente se trata de ríos más que habituales en nuestro país con un cauce de unos tres metros de ancho o menos. En el que en las fotos se presenta apenas tenia el metro en la mayoría de su recorrido, su profundidad era variable dependiendo el tramo, con una media de unos 50 a 100cm.
Image Hosted by ImageShack.us

Este arroyo que afrontamos, no era un curso eminentemente de montaña, era más como una acequia de riego para los campos, apenas discurría por el una leve corriente abundando los pequeños parados.
Mi primera impresión fue de sorpresa, imagine que pescar en un arroyo tan reducido sería sencillo y sus truchas serían de un tamaño acorde un tramo similar aquí.... Pues no.., ya quisiera yo en la península unas truchas como aquellas en muchos ríos.
Image Hosted by ImageShack.us

Respecto a colocar, una chernobil en lugares tan reducidos tenía su miga, y es que en aquellas tierras tan lejanas, el viento es una constante y querer afrontar este tipo de jornadas con un bajo excesivamente largo se convierte en una temeridad, donde la precisión y la pericia del pescador tienen bastante que decir.
Image Hosted by ImageShack.us

Como fruto de la inexperiencia, en las dos primeras batidas sobre un mínimo espacio de agua limpio de vegetación, tuve dos tomadas trepidantes en las que perdí los señuelos no se puede jugar con hilos demasiado finos y pronto aprendí que allí las truchas son generosas y no recelan como en casa.
Image Hosted by ImageShack.us

Con un bajo bastante corto, y un líder que parecía una cuerda de atar chorizos, fueron saliendo los peces.. los lances se ejecutaban tratando de acercarte lo máximo posible a veces incluso a quemarropa, buscando siempre mantener la silueta alejada de su posible campo de visión.
Image Hosted by ImageShack.us

La estrechez del cauce obligaba a buscar la precisión en el objetivo ya que entre las ramas y la poblada vegetación arbustiva inmersa en el cauce, te veías supeditado a ello. Apenas existía sitio para trabajar la imitación, pero era indiferente, nada mas golpear la superficie de agua, era atrapada o se veía una estela en pos de ella. Si conseguias acercarte sin levantar sospecha y posar en el lugar idóneo una única picada por pozo era más que predecible, eso sí... la acción había de realizarse en único lance en gran parte de los lugares.
Image Hosted by ImageShack.us

La verdad es que el sitio era encantador, y al igual que en la península la actividad francamente divertida ya que vas alternando con el compañero las posiciones en el cauce, a veces incluso con una única caña.

Saludos

9 comentarios:

Jose Andres dijo...

Hola Gaizka, bonitas fotos las del post, especialmente la de la cascada me recuerda Bujaruelo.
Lo de la pesca en los arroyos parece increible que haya peces no?
A mi tambien me gustaria ir a Chile o Argentina.
Saludos

Varo dijo...

Ya tenia yo gans de saber algo mas de tu viaje a Chile. Veo que lo pasaste bien, me alegro.
La verdad es que una de las cosas que mas me llama de la patagonia son este tipo de riachuelos entre campos...y sino mirad el video de AEG.
Venga pues.

Jorge dijo...

Menudos parajes, me encanta la tercera foto con los rayos del Sol atravesando las nubes.

Saludos

nockhaz dijo...

es que muchos de esos riachuelos son estrechos pero tienen profundidad y claroestan sin pescar.No se si llegare ir algun dia a chile antes que se me sequen mucho los huesos.Lo que me molesta de chile,patagonia,es que la mayoria de los dias hace mucho viento y quizas de 6 dias te lluevan los 6 o 2 o 4 etc.Muy bonitas las fotos.saludos.,

Jose dijo...

Parece mentira que haya peces en esos lugares, pero ver tantos árboles destrozados indica que por ahí pasa agua, ya sea sólida o líquida.
Algún día me gustaría pescar por ahí.
Saludos.

Gaizka dijo...

Jose Andres. Es cierto que parece que estos peces tengan déficit alimenticio, pero los rios estaban llenos de insectos. Las eclosiones eran por cientos de individuos, estos cauces apenas tienen contaminación.

Varo. Pues la verdad es que pescar este tipo de ríos es muy bonito, aunque las cunetas muy pequeñas desespera un poco cuando el viento es excesivo, lo cual es bastante frecuente. Hubo un par de días que lanzabas aguas arriba, con un bucle bajo y traccionando y la linea-mosca acababa detrás tuyo, asi que pescabamos entre rafaga y rafaga, aguas abajo..

Jorge. En este tipo de lugares no haces más que sacar fotos, yo más que de su pesca me enamoré de sus paisajes

Farioreo. Lo del tiempo es impredecible, a mi me llovió tres dias (Uno agua nieve), de trece dias de pesca. Alli hay un monton de rios sin explorar o con una presión de pesca relativa eso es cierto, ademas las repoblaciones son frecuentes.

Jose. Lo de los arboles destrozados, según nos comentaron es por un incendio que duró mas de un año y arrasó la patagonia.

Gracias a todos por vuestros comentarios.
Salud.

Jorge dijo...

¡de un incendio !! pues no lo parecía. A mi también me llamaron la atención tanto árbol caído, le da un aire raro, misterioso.

Diego dijo...

Muy bonitas las fotos Gaizka,me encantan.Tiene que ser una pasada pescar 13 dias alli..bfff.
Hay que ver hasta donde llega la Bilbao Bizkaia Kutxa...algunos ya sabreis porque lo digo...jejeje.
Saludos

Gaizka dijo...

Es el patrocinio del Athletic Diego, hay que llevar los colores... :-). La verdad es que alli el viento retumba en los oidos y se agradece llevar algo para guarecerlos es lo único que tenía a mano además hacia fresquito, y se agradecia..