miércoles, 5 de diciembre de 2007

Río Iregua

El río Iregua nace en plena Sierra Cebollera, tiene su origen en Hoyos del Iregua, dentro del termino municipal de Villoslada de Cameros, al pie del pico Cebollera de 2168 metros de altitud.
Desemboca en el Ebro por su margen derecho a unos 370m de altitud, cerca de la ciudad de Logroño. Con una longitud de 64 km drena una superficie de unos 692 km2.
Por la derecha recibe como afluentes el Arroyo de Tomalos y el río Lumbreras con su afluente el Piqueras, por la izquierda recibe al río Mayor procedente de Montenegro de Cameros y al río Albercos que recarga en el Embalse Gonzalez Lacasa.
Image Hosted by ImageShack.us


En la Sierra de Cebollera se localizan algunos de los mejores ejemplos de erosión glaciar del Sistema Ibérico. Hoyos de Iregua, en la cabecera del río Iregua, es uno de ellos. La Sierra de Cebollera está incluida en la región montañosa de Cameros, que tiene su origen en la Era Secundaria.
En un principio, la región de Cameros se comportó como un gran delta fluvial, en el que se fueron depositando abundantes sedimentos arrastrados por los cursos fluviales. Estos sedimentos provocaron que la cuenca camerana se hundiese lentamente. En la Era Terciaria como consecuencia de la Orogenia Alpina (hace unos 30millones de años), esta cuenca comenzó a levantarse. En los Cameros el movimiento Alpino no fue muy violento y estuvo amortiguado por el gran espesor de los sedimentos acumulados.
Image Hosted by ImageShack.us

Durante la Era Cuaternaria toda esta zona padeció los efectos de las glaciaciones. Los hielos cubrieron las zonas más elevadas, dejando en la actualidad huellas de la acción glaciar, como son los hoyos (Hoyos de Iregua, Hoyo Mayor y Hoyo Pedroso), los circos glaciares y los glaciares rocosos (grandes acumulaciones de bloques entremezcladas con hielo y dotadas de cierta plasticidad que les da forma de lengua).
Image Hosted by ImageShack.us

En el circo de Peña Negra se formó uno de los más bellos ejemplos de glaciar rocoso de toda esta zona, estas pequeñas depresiones donde ahora se acumula el agua y la nieve han formado así humedales de montaña que contribuyen a enriquecer la biodiversidad y proporcionan agua y alimento a numerosas especies.
Image Hosted by ImageShack.us


La mayor parte de los pueblos se asoman al río desde su orilla izquierda, más saludable y soleada, aunque varias poblaciones se separan del cauce y crecen en los valles que forman sus afluentes.
El río forma un valle en el que conviven Trece Villas, que disfrutaban en común del uso de un monte para pastos y leñas, según una antigua concesión. Desde el siglo XI se distinguen las dos tierras de Cameros y el valle del Iregua recibe la designación de Camero Nuevo.
Atraviesa, en este orden, las localidades de Villoslada de Cameros, Villanueva de Cameros, Pradillo, Torrecilla en Cameros, Viguera, Nalda, Albelda de Iregua, Alberite, y Villamediana de Iregua, hasta desembocar muy cerca de Logroño.
Soporta dos embalses: Pajares y González-Lacasa. Éste último abastece agua potable al 60% de la población riojana.
Image Hosted by ImageShack.us

Entre la vegetación interesante de este valle podemos destacar, el Pinar, Hayedo y el Brezal. Estos bosques de coníferas constituyen el hábitat ideal para ciertas especies de aves como el agateador norteño, el pico picapinos, carboneros garrapinos y herrerillos, a estas aves se le añaden el carbonero palustre y el trepador azul, característicos de los hayedos de esta zona.
Image Hosted by ImageShack.us
TAG this image

5 comentarios:

Varo dijo...

Precioso rios y buenas fotografias. Enhorabuena. Quizas haya que hacerle una visita.
Salud

Jose dijo...

Hace algún tiempo había salido un reportaje en "Jara y Sedal" sobre este río.
Muy buena idea, nombrar algo de su formación. El saber no ocupa lugar.
Saludos

Gaizka dijo...

Gracias Jose, Varo, la verdad es que es un bonito lugar para perderse y desenganchar de las actividades cotidianas.

Jose Andres dijo...

Me parece estupenda la descripcion del valle. Yo solo he estado una vez, me parecio muy bonito.
Saludos

Anónimo dijo...

Me enorgullece formar parte de los paisajes formidables del Iregua. Además estoy de acuedo con Jose muy buen comentario sobre el proceso de formación de este enclave riojano. Un saludo